Compartir artículo:
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Pequeños cambios con grandes efectos

Introducción

La Bomba de infusión de jeringa y los hallazgos importantes sobre la precisión de los dispositivos es el uso de jeringas de 50ml para ritmos inferiores a 1ml/h afecta negativamente a la precisión de la bomba. La importancia en las UCIN es frecuente los ritmos de infusión menores a 1ml/h, sobre todo en perfusiones de drogas vasoactivas y sedoanalgesia, tendencia al uso de jeringas de 50ml para la mayor parte de las perfusiones.

Las consecuencias son: fluctuaciones en la precisión de la bomba, pequeñas emboladas e influencia directa en el paciente.

Ajustar el tamaño de la jeringa al ritmo

La bomba de jeringa trabaja a partir de unos engranajes propulsados por un motor, desplazando de manera continuada el émbolo para empujar él líquido hacia el sistema. Ese movimiento de engranajes se cuantifica por pasos por ml: CUANTOS MÁS pasos/ml mayor precisión.

Según el tamaño de la jeringa, el líquido ocupa un espacio:

  • Jeringa de 50ml: 1ml = 1,9mm
  • Jeringa de 20ml: 1ml = 3mm
  • Jeringa de 10ml: 1ml = 5mm
  • Jeringa de 5ml: 1ml = 8,5mm

Cuanto menor sea la jeringa, más pasos tiene que dar la bomba para desplazar el mismo volumen.

Purga del sistema

Los engranajes necesitan una serie de pasos iniciales para la puesta en marcha y alcanzar el flujo deseado (Fig.1).

  • Purga con la bomba: alcanza un ritmo inicial de 200‐500ml/h y se consigue el flujo deseado en poco tiempo.
  • Purga manual: iniciamos la bomba a un ritmo de <1ml/h, tardando más de 30min en alcanzar un funcionamiento correcto.
Limpieza y desinfección de bomba de jeringa

(Fig. 1). Purga de bomba de jeringa.

Posición de la bomba

  • No sobrepasar el metro por encima o por debajo del nivel del corazón del paciente.
  • Cuidado con la movilización de la incubadora.
  • Nunca mover una bomba que ya esté infundiendo.

Modo de actuar

Actúan empujando el émbolo de una jeringa descartable en forma continua o pulsátil (en pulsos o bolos por unidad de tiempo). Suelen contar con monitoreo y display de presión en el sistema. Tienen mayor precisión que las bombas peristálticas (±2-5%).

Permiten manejar volúmenes pequeños y perfusiones a baja velocidad (≤5ml/h). En general poseen altas presiones de oclusión, con sensor ubicado en la línea de infusión y permiten detectar menores incrementos de presión (0- 750 mmHg) asegurando que la alarma suene precozmente.

Aplicaciones e indicaciones: Considerar de elección para bajas velocidades de infusión y pequeños volúmenes de fluidos.

Recomendaciones para el uso

  • Usar las jeringas recomendadas por el fabricante para asegurar un ritmo de infusión preciso y evitar sobre-infusión o sub-infusión.
  • Programar el tipo de jeringa utilizado (marca y tamaño).
  • Controlar el flujo al inicio de la infusión porque puede ser considerablemente más bajo que el valor configurado.
  • Nivelar la bomba con el sitio de infusión; si la bomba se eleva por encima del nivel del acceso vascular mientras se está administrando medicación puede ocurrir el paso de un gran bolo por efecto sifón.

Conclusión

Se trata de pequeños cambios que suponen un esfuerzo mínimo adicional a la hora de preparar las perfusiones, la influencia directa sobre la precisión de la bomba hace que, incorporar estos pequeños cambios, pueda repercutir directamente en el estado de salud de nuestros pacientes.

Las bombas de jeringa son dispositivos muy precisos, pero está en nuestras manos explotar al máximo

sus posibilidades mejorando la calidad de nuestros cuidados.

Referencias

  • Instrucciones bomba de jeringa Alaris.

http://www.carefusionproducts.com/assets/supportdocs/DFUs/1000DF00385.pdf

  • Rakza, Fily, Mur, Pennaforte, Storme. Infusion of vasoactive drugs at low flow rate: effects of the siringe switch and syringe volume (experimental study). Ann Fr Anesth Reanim. 2014 Nov;33(11):572‐5
  • Bartels, Moss, Peterfreund. An analysis of drug delivery dynamics via a pediatric central venous infusion system: quantification of delays in achieving intended doses. Anesth Analg. 2009 Oct;109(4):1156‐61
  • Schmidt N ; Saez C. ; Seri, I., Maturana A. Impact of syringe size on the performance of infusion pumps at low flow rates. Pediatr Crit Care Med 2010 Vol. 11, No. 2
  • Rakza T., Richard A, Lelieur a, Villaume I, Huyghe A, Nempont C et all. Facteurs influençant la délivrance de substances perfusées à faible débit par seringue autopulsée: p p g p conséquences sur la perfusion de médicaments vasoactifs chez l’enfant prématuré. Archives de pédiatrie 12 (2005) 548–554.
Compartir artículo:
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Seguir leyendo
Suscríbase para recibir noticias y contenido similar

Suscríbase para recibir nuestro contenido en su correo eléctronico.

Bienvenido

El contenido aquí presentado es exclusivo para profesionales de la salud